Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

miércoles, 16 de junio de 2021

¿De verdad necesitas un profesor de apoyo?


En más de una ocasión nos preguntan cuál es el mejor momento para contactar con un profesional y comenzar las clases de apoyo o particulares.Lamentablemente, no son pocas las familias que esperan los resultados de las primeras evaluaciones para tomar la decisión.

¿Cuándo se necesita un profesor/a de apoyo?

No cabe duda que un alumno que no ha tenido dificultades en el pasado puede llegar a tener momentos puntuales en los que necesite una ayuda extra: exámenes, resultados no esperados, algún cambio emocional, temas complicados... Esto es una colaboración PUNTUAL, que debería tener un inicio y un final y no ocupar mucho tiempo lectivo.
Si el alumno ya ha recibido apoyo en cursos anteriores, conviene continuar con las clases  de apoyo, reduciendo gradualmente  - en la medida de lo posible - las horas lectivas para facilitar la independencia y la auto disciplina en el estudio.
Las dificultades no tienen un curso concreto de comienzo: pueden ser en primaria, secundaria, bachillerato...Lo que sí suelen ser producirse son algunos de los siguientes "síntomas":
  • Falta de tiempo para controlar las tareas de los hijos.
  • "Lagunas" de cursos anteriores.
  • Falta de técnicas y/o hábitos de estudio.
  • Déficit de atención.
  • Problemas de visión/audición.
  • Problemas coyunturales.
  • Escasez de motivación.
  • Falta de comprensión lectora.
Si notas alguno de estos síntomas en tu hijo/a quizás sea positivo que contactes con un profesor/a de apoyo.


¿Cómo colaboramos en la recuperación del alumno?

  • Fomentando la motivación, haciéndoles ver la importancia y el valor de sus estudios y de su trabajo.
  • Implicando a la familia en su vida personal y estudiantil, intentando ser un hilo conductor de crecimiento.
  • Desarrollando técnicas para entender los problemas escritos.
  • Observando, sobre todo, en qué podemos colaborar para ayudar a que el alumno crezca y sea competente.